13º CAPÍTULO: LAS ROSAS

Tiempo de lectura: 7 minutos
13º CAPÍTULO: LAS ROSAS

Toca hablar de una tradición del BDSM en el 13º capítulo: Las rosas. Unos dicen que es una tradición de “La Vieja Escuela” pero es una ceremonia cargado de gran simbolismo.

Las rosas tienen un gran significado en la cultura del BDSM, pero no solo por sus colores, también por sus tamaños. No es lo mismo una rosa abierta en su máximo esplendor o una rosa cerrada que forma un capullo.

En este artículo voy a poner tanto la definición de cada rosa, así como la ceremonia de las rosas.

LAS ROSAS Y SUS COLORES

Podemos distinguir 4 colores entre las rosas, de menor a mayor: Blanco y Azul, Rojo y Negro.

Rosa Blanca: Como todos sabemos, este color representa la pureza, la virginidad, la inocencia, y de igual manera lo representa en el BDSM. A diferencia de otras ceremonias en las que la rosa se acepta abierta, en el BDSM esta rosa ha de estar cerrada, en estado de capullo. Esto significa que el/la sumiso/a aún no se entrega por completo a su Amo/a. Esta ceremonia se puede repetir con una rosa abierta cuando el/la sumiso/a se entrega como esclavo/a.

Rosa Azul: Al igual que la rosa blanca, obtiene el mismo significado. A diferencia de la rosa blanca, es que esta se ha definido en los últimos años como símbolo de la sumisión femenina. Esta rosa no es natural genéticamente, sino que está modificada para su obtención. Dicen que la rosa blanca es para la persona sumisa novel, mientras que esta es para la sumisa más avanzada.

Rosa Roja: El color rojo representa la pasión, el deseo, el respeto por la otra persona, pero además en el BDSM representa la posesión. Es la rosa del Dominante, se presenta en una rosa abierta, jamás en formato de capullo. Se presenta así por la Madurez del Dominante y porque se supone que debe estar preparado para asumir su responsabilidad con la persona sumisa.

Rosa Negra: Esta rosa, de la que poco se habla, fue acuñada por la comunidad americana en los años 80 como símbolo del BDSM. Por negro se entiende un rojo muy oscuro, ya que no es un negro literalmente. El hecho de tener este color es debido a que se asocia a lo oscuro, como la muerte, el ocultismo o la brujería, y como el BDSM realiza prácticas alternativas a la vida normal (vainilla), por eso se convirtió en la rosa del BDSM.

LA CEREMONIA DE LAS ROSAS

Como todas las ceremonias, la de las Rosas tiene un gran significado en la pareja D/s. Cada pareja podrá realizar su ceremonia de una forma personalizada, pero todas tienen en común las rosas. Explicaré la más común y alguna variación.

Cabe resaltar que esto es una ceremonia privada, como mucho con un par de testigos. ¿No os resulta familiar esta forma de entrega? La persona sumisa acudirá con una rosa blanca, en forma de capullo, jamás abierta. El Dominante llevará una rosa Roja, en su caso siempre abierta jamás cerrada. Ambas rosas han de tener sus espinas y lo recomendable es que sean frescas (recién cortadas).

El Dominante le quitar el collar a la persona sumisa y se lo vuelve colocar haciendo la declaración de protección y guía de por vida. Con la Rosa Roja, el Dominante coge la mano de la persona sumisa y pincha el dedo corazón (dedo medio). Deja que caigan dos gotas de sangre sobre la Rosa Blanca de la persona sumisa. Esta persona le ofrece su rosa al Dominante y este se pincha su dedo corazón y deja caer dos nuevas gotas de sangre, pero una sobre la Rosa Blanca de la persona sumisa y la otra sobre su propia Rosa Rojo.

Ambos aprietan sus dedos unidos y dictan sus votos para estar unidos por la sangre. Los testigos entran en acción y con la cadena de la persona sumisa, envuelven las manos de ambos, y la pareja D/s, vuelven a decir sus votos para unir sus almas. En ese momento ambas partes unen sus rosas para que su sangre se mezcle y ambos se intercambian sus rosas. Posteriormente se colocan ambas rosas en un jarrón, en la habitación en la que ambos yacerán esa noche (el hecho de yacer no significa sexo, sino pasar la noche unidos). Ese jarrón con ambas rosas unidas significa en nuevo lazo que acaban de realizar.

CONCLUSIONES

Esta ceremonia es algo íntimo y muy personal, tomado muy enserio por “La Vieja Escuela” y perdido en el tiempo. Una de esas ceremonias que muestran el respeto de la persona sumisa por aquella persona a la que se entrega, la persona que va a tomar posesión de su cuerpo, ser y alma.

Una de las variaciones es tomar el collar y la cadena y pasarlos previamente por una llama para purificar. Ese contacto ha de ser leve, no queremos que haya lesiones por quemaduras. Es un acto que no todos realizan.

Mis queridos/as alumnos/as, espero que este artículo sirva para aprender la belleza de nuestra cultura y comprender el motivo de los protocolos, las normas, las ceremonias y el por qué una persona se entrega a otra persona.

Recuerda que yo no soy ningún Maestro, solo soy una persona que expresa su experiencia y conocimientos dentro de nuestra cultura.

Vive el BDSM con RESPETO y HUMILDAD.

Impactos: 237

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

2 comentarios

¿Por qué no nos dejas un comentario?

error: Este contenido está protegido !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: