JOSE Y MARÍA 5

Tiempo de lectura: 25 minutos

Tras una noche de placer y unas buenas horas de sueño profundo, los rayos del sol nos despertaron a ambos, amaneciendo abrazados.

Os recomiendo que leáis los relatos anteriores:
Jose y María (1) https://laescueladebdsm.com/2021/07/29/jose-y-maria-1/
Jose y María (2) https://laescueladebdsm.com/2021/07/29/jose-y-maria-2/
Jose y María (3) https://laescueladebdsm.com/2021/07/29/jose-y-maria-3/
Jose y María (4) https://laescueladebdsm.com/2021/07/29/jose-y-maria-4/

Me levanté y preparé la bañera para que María se diese un baño relajante, aún estaba un poco pegajosa de las corridas que recibió durante la noche. Cuando lo tuve todo listo, llamé a María para que se diese su baño, mientras yo me daba una ducha.

Al salir del baño para vestirnos, bueno más bien vestirme yo porque María seguiría desnuda, nos encontramos con una agradable sorpresa. Venía un olor a café recién hecho de la mini cocina que disponía la casita de invitados, al abrir la puerta nos encontramos con la cafetera encendida y unas bandejas de comida para desayunar. ¿Quién no sueña con tener el café recién hecho junto con unos croissants recién horneados? Era un detalle que Ángel nos había preparado con el servicio de catering que había contratado.

Desayunamos copiosamente pues ambos teníamos hambre, y tras descansar 10 minutos nos fuimos a la casa principal, pues ya nos esperaban para continuar con la propuesta. Al cruzar la puerta nos encontramos que todos estaban levantados, pero además todos estaban desnudos. Nos sentamos en unos de los sofás y la primera pregunta que la hicieron a María era la obvia:

Á: ¿Disfrutaste ayer de todo lo que sucedió?
M: No os podéis imaginar cuanto lo disfruté. Cada segundo que estuvimos en faena lo disfruté, pero hay algo que no puede pasar el resto de las horas que estemos juntos.
Á: ¿Hicimos algo que te molestase?
M: Nada en absoluto, pero ayer cedimos en lo del BDSM con el castigo de la cena y eso es algo que solo quiero compartir con mi marido. Recordad que estaba en las normas y hemos de respetarlas, no quiero que se rompa ninguna más.
Á: Tienes toda la razón y me parece correcto. ¿Habéis escuchado los demás?
Todos: Si, estamos de acuerdo. Agradecemos la claridad y te damos las gracias por ese momento.
M: Pues entonces todo aclarado. Cariño ¿Algo más que decir?
J: Por mi parte todo correcto y me encanta que impongas tu posición. Por cierto, Ángel, una cosa si que tengo que decirte.
Á: Uissss, miedo me das con ese tono.
J: Si, si, tu tiembla, pero como me sigas alimentando así, me voy a tener que venir todos los findes de semana jajaja.
Á: Todo es hablarlo, hacer un pacto con tu mujer jajaja.
M: Ehhhh, si queréis os dejamos intimidad, os podéis ir a un cuarto mientras yo me quedo con los invitados, jajaja.
J: Mira la Puta, nos sale respondona y con ganas de cachondeo.
Á: Pues vamos a empezar a usarla, que para eso está aquí. Vamos, puta súbete a la mesa.

María se subió a la mesa y procedí a atarla por la cintura y los hombros para que no pudiese escapar. Quedó con el culo al borde de la mesa y con la cabeza colgando, lo cual daba la oportunidad de ser follada por ambos lados. Habíamos colocado una manta debajo de ella para no tuviese algo de comodidad y que la espalda no sufriese.

Una vez que estuvo preparada empezaron a organizarse para poder darse placer con una puta de lujo como lo era María. De nuevo los cinco anónimos quisieron ser los primeros en pasar por su coño y luego los 5 que conocíamos. No sabíamos el motivo de esas decisiones, pero la verdad es que a María le gustaba la idea, porque los primeros la calentaban y los conocidos la mataban de placer, jejeje.

A diferencia de ayer, hoy no serían 2 minutos, sino por periodos de 5 minutos. Rodearon la mesa y empezaron las posiciones: uno la follaba, otro le puso la polla al alcance de su mano derecha, otro se la ponía en la boca y otro en la izquierda. Cuando el primero hubiese pasado por todas las posiciones, salía del circulo y daba paso al siguiente. O en su defecto, si se corría antes, daba paso al siguiente.

Empezaron a follársela mientras ella masturbaba las dos pollas que tenía en sus manos. Abría la boca facilitando que no tuviese que comerse la polla que tenía cerca, sino que su dueño fuese el que le follase metiéndosela hasta el fondo. Enseguida llegaron los cinco primeros minutos y todos cambiaron de posición, y lo hicieron rápidamente para no perder ni un milímetro de dureza en sus pollas.

El resto de los participantes se masturbaban lentamente para no correrse, pero listos para llegar y entrar en el rondo. Pasados otros 5 minutos volvieron a cambiar de posición, en esta ocasión el que empezó en la boca ahora se la estaba follando y el que empezó follándosela, ahora estaba recibiendo la mejor mamada de su vida. Como ya imaginaba yo, no pudo aguantar con la experiencia de mi puta y terminó por correrse dentro de su boca. Este hecho dio lugar a que en el próximo toque entraría uno nuevo en el puesto del anterior, y solo quedaba uno de los anónimos.

Ese pequeño descanso lo aproveché para darle de beber un poco de agua y que se tragase lo que tenía en la boca. Sonó la alarma y nuevo cambio para todos, ahora con un nuevo participante. Nuevamente comenzaron a hacer uso de una puta que deseaba tener sobre su cuerpo muchas corridas calentitas y espesas.

Cada cinco minutos iba tocando cambios y los 4 primeros ya notaban los efectos de tener a semejante zorra dándoles placer, el segundo se corrió en su coño, el tercero aprovechó para follarla el culo y dejarle toda su leche bien adentro y los dos siguientes se corrieron sobre ella, exactamente sobre sus ubres.

Llegaba el momento de los conocidos y que además tenían más aguante que los anónimos, por lo que llegaron a pasar por las cuatro posiciones e incluso repetir alguna posición más. Pero todos pactaron que querían correrse en el coño de María, querían ver como salía su semen caliente de su interior. Tal fue la cantidad que expulsaba de semen ajeno y de sus orgasmos, que pusimos una palangana debajo para que quedase todo recogido.

Como el día anterior, los dos últimos fueron Sergio y Ángel que estuvieron alternándose entre su boca y su coño, notando como sus más de 20 cm de polla la abrían sus agujeros. Por supuesto llegó el momento de la corrida y ambos lo hicieron prácticamente seguidos, por lo que cuando se corrió Sergio en su coño, se tuvo que quitar rápidamente para que Ángel la llenase de inmediato, algo que hizo que María explotase en el squirt más grande que haya tenido en su vida. Soltó tal chorro que llego a más de un metro de distancia y que de no haber estado atada a la mesa, se hubiese caído de esta.  

El primer asalto había durado más de una hora, por lo que dijeron que descansase un poco, porque ahora subirían la propuesta. La dimos una bebida energética para que recuperase líquidos. Ella bebió y aprovechó para comer algo, pues el esfuerzo se notaría al cabo del día. También quería ir a orinar, pero Ricardo dijo que tenía ganas de probar la lluvia dorada de una puta como ella, así que la acompañó al baño, se metieron en la ducha y ella procedió a mearse en su boca mientras le cogía de la cabeza para que no se moviese. Cuando acabó de mear le restregó el coño por su boca mientras él lamía cada milímetro de su coño. Todos miraban el espectáculo que estaban dando y algún que otro participante dijo que se apuntaba para ser el siguiente.

Volvimos todos a la sala y esta vez la pusieron a cuatro patas sobre una mesita baja, esta vez até una correa de perra a su collar, y este a su vez atado a la mesita. Esta postura era la indicada para que 3 hombres se la follasen al mismo tiempo, uno por cada agujero. Ahora los relevos se harían cada 10 minutos, aunque parecía poco, sabíamos que los relevos serían más seguidos. Nuevamente optaron por el mismo orden, así que nuestros conocidos podrían descansar y reponer fuerzas, mientras que los anónimos ya estaban listos.

Uno por uno fueron follándola por un agujero, para María esto era demasiado y no podía dejar de tener pequeños orgasmos, pero todos muy consecutivos. Nuevamente empezaron en correrse en sus agujeros, pero en esta postura hacía que todas esas corridas aguantasen más dentro de ella, aunque pusieron de nuevo la palangana debajo de ella. Cada 10 minutos la dejaban los agujeros libres para el cambio y que el siguiente se lo ocupase.

Poco a poco se empezaban a turnar y a descartarse hasta que llegaron los conocidos. En ese momento María empezó a disfrutar pues eran las pollas más grandes y el roce entre las pollas que tenía en su coño y su culo era mayor. Ahora esos pequeños orgasmos pasaron a ser unas corridas más grandes y empezó a hacer pequeños squirt. Tanto Raúl como Fran, se corrieron en su culo, Ricardo se corrió en su coño. Quedaban Ángel y Sergio, pero ambos preguntaron si alguno repetía, pero en ese momento ninguno quería ponerse en acción.

Á: ¿Queréis ver lo puta que es y porque decidí traerla?
Todos: Siii, ¿que tienes pensado?
Á: ¿Sergio le hacemos un dúo?
S: Dale, que le follamos primero el coño o ese culo de guarra que tiene.
Á: Vamos a por el coño, que así nos lubrica las pollas con sus jugos.

La desataron de la mesa, Ángel se tumbó en la alfombra y la ordenó que se montase. María se dejó caer en su polla y se la clavó de golpe en el coño, se echó hacia delante y se quedó quieta esperando la incursión de Sergio. Nuestro amigo sabía cómo hacerlo pues llevaba una semana preparándola, así que sin previo aviso se la clavó, despacio, pero sin pausa. María tenía las dos pollas más grandes dentro de su coño.

Ambos comenzaron a follarla, aumentando el ritmo con cada movimiento. Estuvieron 10 minutos en los cuales María se corrió como una cerda. Le sacaron las pollas, Sergio se levantó y la ordenó darse la vuelta, de tal forma que ahora se follase el culo con la polla de Ángel. Cuando todos pensaban que Sergio se la metería en el coño, este puso su capullo en el culo y empezó a meterla. Por fin María les demostraba que eran lo que habían contratado: La mayor puta del mundo. Con esas dos grandes y gordas pollas dentro de su culo recibiendo una follada de campeonato.

Esa nueva incursión fue mucho para ella y tuvo un gran orgasmo anal delante de todos, consiguiendo apretar sus músculos de tal forma que consiguió exprimir las pollas de Sergio y Ángel, haciendo que estos se vaciasen en su interior. Cuando sacaron sus pollas del interior de María y ella se incorporó, empezó a salir toda la lefa que tenía dentro de ella, cayendo está en la palangana.

Ahora tocaba hacer algo que todos deseaban ver y era que la guarra que tenían delante se tragase todas esas corridas, así que la alentaron a beberse todo el contenido de la palangana. María no se amedrantó y metió la cabeza lamiendo como una Gata un dulce platito de leche calentita. No dejó ni una gota de leche y todos se pusieron a aplaudir el acto de la putita.
Nuevamente María había sido usada durante más de una hora y decidieron dejarla descansar. Nos fuimos todos a la piscina de la casa y estuvimos relajados en el agua un poco.

Obviamente, al estar todos desnudos, ellos hacían lo posible por rozarse con ella, aunque todos respetaban sus agujeros, pero sus ubres estaban siendo lamidos, mordidos y sobados en diversos momentos.

María decidió comenzar una nueva ronda, y agarró al que tenía más cerca y se lo folló hasta que se corrió, luego todos se fueron acercando y ella les alentaba a follarla. Pero ahora ella quería algo diferente.

M: Vamos cabrones, no me habéis contratado como una prostituta, pues usadme de verdad. Demostradme que sois todos hombres y dadme mucha caña. Hacerme lo que no le hacéis a las mojigatas de vuestras novias y mujeres.

Empezaron a follarla con fuerza uno por uno mientras la trataban como la puta que habían pagado. Ahora había pasado a ser una puta, zorra, guarra, cerda, ramera, furcia, fulana, y María se sentía más excitada con todos. Le daba igual quien la usase, pero le alentaba que lo hiciese así en todo momento. Ahora todos tenían un mayor nivel de excitación y aguantaban mucho menos tiempo, además había que contar que todos se habían corrido 2 veces y que ninguno había tomado Viagra.

Sus corridas eran mucho menos copiosas, y al durar menos daba paso a saber quién tenía más aguante. Como podéis imaginar eran Ricardo, Raúl, Sergio y Ángel, ellos aguantaban más tiempo. Ellos se la follaron con más fuerza y se corrieron un par de veces más antes de que María pidiese parar.

De nuevo entre todos la llevaron a tener varios orgasmos y a estar cerca de una hora de follada. Había aguantado 3 rondas de folladas en una mañana y todas superando la hora de duración. Ángel nos informó que la comida estaba por llegar, pues ya eran las 2 de la tarde. Nos fuimos todos a la sala para esperar la comida. Empezamos a hablar y todos alababan la gran capacidad de aguante que tenía María. También hacían hincapié en la flexibilidad de los agujeros, pues nunca habían visto que una mujer se metiese dos pollones en su culo al mismo tiempo.

Sergio les informó que la habíamos estado preparando durante toda la semana para que llegase preparada. El resto de participantes agradecieron esa “formación” de última hora. Durante esa charla, alguno de los anónimos comentó que no sabía si sería capaz de seguir, pues, aunque tenía delante a una mujer increíble, su esfuerzo físico y sexual estaban al límite. Por un lado, eso le daba un alivio a María, pero por otro sabía que no iba a acabar el fin de semana con 10 participantes.

Una vez que estaba la comida ya preparada y el servicio de catering se marchó nosotros fuimos a la cocina. Nos encontramos con una paella y unos mariscos bastante afrodisiacos como las ostras, las almejas, los mejillones o los camarones. María no se le ocurrió otra cosa que decir que todos deberían comer el marisco, porque les había demostrado que una sola mujer valía por diez hombres. Como era normal la carcajada fue general, pero varios le dieron la razón.

Estuvimos comiendo con tranquilidad y hablando de varios temas, pero ninguno de ellos personales. Todo el mundo respetaba esa parte. Ese aire de respeto era algo que, tanto a María como a mí, nos daba una confianza de saber que estábamos con gente que respetaba la vida personal de cada uno.

Una vez que terminamos la comida decidimos tomarnos un par de horas para descansar y echarnos una siesta. Nos fuimos a la casita de invitados y nos tumbamos en la cama. María estaba cansada de tanta actividad sexual así que, tras la copiosa comida, se quedó dormida enseguida. En ese momento aproveché, la abracé y me quedé dormido a su lado.

Yo me desperté al cabo de 1 hora y me levanté sin hacer ruido. Me fui a la piscina y me encontré con Ángel allí tomándose una cerveza.

Á: ¿Bueno, que te parece como va transcurriendo todo?
J: La verdad es que todo bien. El respeto está presente y hay confianza.
Á: Si, es algo que entre nosotros lo hablamos siempre. Si alguien falta el respeto lo echamos de la casa de inmediato. Es algo que no tolero.
J: Pues me alegro mucho de que eso se gestione así.
Á: Tu mujer es increíble, el aguante que tiene es algo que no habíamos visto hasta ahora.
J: Si, pero no tenemos muy claro de que mañana seamos tantos, jejeje. Creo que está acabando con alguno,
Á: Bueno con Fran ya lo tenemos claro jejeje. Ya lleva 3 corridas y en el local aguantó solo 2. Por cierto, vuestros amigos Ricardo y Sergio sí que tienen aguante también.
J: Si, con Ricardo nos vemos menos, pero con Sergio es un habitual. Antes de conocer a María ya se follaban uno al otro. Él y yo hemos estado entrenando a María para este fin de semana.
Á: Pues sí que habéis hecho un gran trabajo.
J: ¿Tenéis algo especial preparado para esta tarde?
Á: Pues lo hemos hablado antes y todos han dicho lo mismo, que pase lo que tenga que pasar. No hay nada más preparado. Todos han hecho sus fantasías realidad con tu mujer, así que lo mejor es que solamente suceda.
J: Pues voy a ver si se ha despertado y volvemos a la carga.

Cuando volví al cuarto recién estaba abriendo los ojos y se alegró de verme. Me preguntó dónde estaba y le dije que estaba tomándome una cerveza y charlando con Ángel. Ella se tomó un café y de nuevo nos fuimos a la casa principal. Al llegar todos estaban en la sala tomándose algo, unos un café, otros un refresco, pero ninguno un cubata o alcohol.

Ángel comentó lo que ellos habían hablado sobre lo que hacer a partir de ese momento. Que tendrían la libertad de hacer lo que quisieran, sin más rondas o tiempo. María estuvo de acuerdo y se dejó hacer de todo por esa tarde.

Unos simplemente se la follaban a 4 patas, mientras otro usaba su garganta para follarla y descargar. Era algo que a muchos les atraía, la capacidad de tragarse una polla entera y soportar como se corrían directamente en su garganta, sin pasar la lefa por la boca. Otros se deleitaban con su culo y se lo follaban con fuerza hasta llenárselo de leche.

Lo que más la pidieron fueron dobles penetraciones, sobre todo los anónimos, pero curiosamente querían hacerlo con Sergio o Ángel de pareja de follada. Querían tener bien abiertos los agujeros de mi puta, así que solicitaban que uno de los dos se la metiese en el coño o en el culo y ellos aprovechaban para follarla por el mismo agujero. Era tanta la excitación y el placer que sentían que no duraban que más un par de minutos.

Ninguno de los anónimos pasó de la segunda corrida en la tarde, al contrario que los conocidos que llegaron a tener hasta cuatro corridas en la tarde.

María no pudo contar los orgasmos que tenía, pero si sabía que lo estaba disfrutando como nunca. Ella era multiorgásmica y muy puta y hoy estaba realizando su mayor fantasía por completo. Había momentos en los que todos descansaban y ella les provocaba para mantenerlos cachondos. Era una zorra ávida de pollas, pero les estaba demostrando que podía con todos ellos.

Como era de imaginar, tanto Fran como los 5 anónimos agotaron todas sus fuerzas y nos dijeron que ellos se retiraban. Nos dieron las gracias a María y a mí y nos comentaron que esperaban que hubiese más posibilidades de una futura relación. María les respondió que hablarían el Domingo con Ángel y que este se encargaría de comunicarles la decisión que tomamos.

Así llegamos a la noche con María llena de corridas nuevamente. Con 10 hombres que habían tirado la toalla por ese día, tras más de 8 horas de actividad sexual durante el día. Habíamos tenido nuestros descansos, nuestras horas de folleteo y las comidas necesarias.

Pero María quería hacer algo y quedarse con las 4 pollas más potentes la incitó a provocarles para el último polvo del sábado.

M: Vamos machitos, ¿no os vais a follar a esta puta para que me vaya a dormir relajadita?
S: Y que quieres que te hagamos, zorra.
M: Ahora que estamos solos, quiero que me folléis los 4 al mismo tiempo
S: ¿Quieres tener 4 pollas en tu coño y en tu culo?
M: No sé si podré, pero quiero probarlo. Joder solo de pensarlo me está chorreando el coño.

Sergio se tumbó en el suelo y ella se clavó su polla en el coño, de inmediato Ángel se la metió en el culo. A continuación, Ricardo se la metió en el coño y tan solo quedaba Raúl. Era la situación más difícil, pero María quería probarlo y ellos estaban dispuestos a darle el placer de intentarlo. Raúl se acercó a su culo e intentó meterla, pero tenía tres buenas pollas en su interior. Consiguió meter su capullo, pero estaba tan apretado que le estaba costando mucho meter algo más, además la postura era un tanto difícil de conseguir.

Al final María tuvo que darse por vencida y dejar que solo entrasen 3 pollas en su interior, pero le recordó a Raúl lo buena que era su garganta y este no puedo evitar follar el único agujero que le quedaba libre.

Estuvieron 15 minutos follándosela hasta que no aguantaron más y se corrieron dentro de ella. Cada uno llenó su agujero y quedaron vacíos por el día de hoy. Pero una vez que la vaciaron de sus pollas, la tumbaron en el suelo y descargaron sus vejigas sobre ella, menos Ricardo que se la metió en el coño para mearse dentro de ella, para después beberse todo lo que salía de ese agujero y dejárselo bien limpio.

Nosotros nos fuimos a la casita de invitados, nos habían dejado la cena allí. Nos duchamos, cenamos con tranquilidad y nos fuimos a dormir. Aún quedaba el Domingo y no sabíamos que más ocurriría, pero había algo que sí teníamos claro, tan solo quedaban 4 hombres para María.
Seguro que estás pensando que será un día tranquilo, pero tendrás que esperar un poco para saberlo…

Impactos: 42

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Por qué no nos dejas un comentario?

error: Este contenido está protegido !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: