CAPÍTULO 13 : LA VESTIMENTA

Tiempo de lectura: 5 minutos
WIKIBDSM - #LaEscuelaDeBDSM
WIKIBDSM – #LaEscuelaDeBDSM

Vamos a aprender y hacer hincapié en el Capítulo 13 : La Vestimenta.

¿QUÉ ES ESO DE “VESTIDO SEGÚN CÓDIGO”?

Últimamente he escuchado, tanto críticas como elogios, en relación a las reglas de vestimenta. Pero, ¿acaso sabes verdaderamente qué significa el Código Estricto y el Código Libre? Permíteme adentrarte en el 13º CAPÍTULO: LA VESTIMENTA.

Existen aquellos que están a favor y otros que se oponen. En mi caso, me encuentro en una encrucijada… Odio el traje, aunque me queda divinamente por mi constitución, pero si fuese a un local de BDSM con un claro código, se acepta. Me costaría, pero lo primero es respetar las normas.

En la escena BDSM, el código de vestimenta se refiere a aquella con la cual la mayoría de sus activistas se sienten identificados. En ciertas fiestas y reuniones, se puede requerir que los asistentes vistan de acuerdo a esta norma (código estricto), se sugiere un atuendo acorde al código o, por el contrario, simplemente se indica que la asistencia no exige cumplir con el código (código libre).

El tipo de ropa suele estar basado, para ellas, en el látex, el cuero y el vinilo, como elementos esenciales, e incluye con frecuencia elementos con connotaciones abiertamente fetichistas: corsés, medias de rejilla y ligas, botas o zapatos de tacón alto, bustiers, entre otros. No es raro encontrar adornos como collares y medallones. Para ellos, la vestimenta varía considerablemente dependiendo de si se trata de la escena heterosexual o de la escena homo-S/M:

  • En el primer caso, predominan los pantalones y camisas negras u oscuras, que pueden ser de seda o cuero, aunque no es lo más común.
  • En el segundo caso, los materiales son prácticamente los mismos que los utilizados por ellas: cuero, látex y vinilo. La escena heterosexual suele ser más permisiva y abierta en cuanto a los códigos de vestimenta, mientras que en los entornos homo-S/M se otorga mayor importancia a este aspecto.
Fuente: Wikipedia[1]

Hay quienes creen que “el hábito no hace al monje”.

En el ámbito del BDSM, opinan que un traje, un vestido o un conjunto de látex no define a una persona como Dominante o sumis@. Bien… en cierto sentido es verdad, pero tampoco se puede afirmar que la experiencia sea suficiente para ser un buen Dominante.

¿Qué sucede si uno se viste inadecuadamente al asistir a un local? Responder a esto es como revelar el resultado de 1+1… Obviamente, no te permitirán entrar e incluso es posible que te veten para futuras ocasiones. ¿Quién establece el protocolo de vestimenta? En este caso, es responsabilidad de la persona a cargo del local o del evento, dependiendo de dónde se lleve a cabo.

¿Por qué es necesaria esta norma de vestimenta? Es tan simple como el uso del collar para las almas sumisas. Por un lado, permite demostrar tu rol ante los demás sin necesidad de pronunciar una palabra, solo a través de la vestimenta. Por otro lado, se basa en una cultura que se ha forjado de esta manera y se rige por las pocas normas existentes. Aunque, desde mi perspectiva personal, esta última premisa se ve alterada a medida que avanzan los años.

Sobre este tema, poco más queda por decir o explicar. Recuerda que es una parte esencial del BDSM y, como tal, merece respeto y consideración (o al menos así debería ser).

Recuerda que yo no soy ningún Maestro ni Tutor, solo soy una persona que expresa su experiencia y conocimientos dentro de nuestra cultura.

Vive el BDSM con RESPETO y HUMILDAD.

Visitas: 116

error: ¡¡Este contenido está protegido!!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad