CAPÍTULO 1 : BDSM, HISTORIA

Tiempo de lectura: 7 minutos

¿Qué es BDSM? Comencemos por el Capítulo 1: BDSM, Historia.

ACLARACIÓN TÉRMINOS

Para comenzar, me gustaría hacer una aclaración sobre unas confusiones que hay actualmente:
.- El término BDSM apareció por primera vez en Abril de 1991, mientras que el término Kinky apareció más tarde (hay escritos que indican que fue alrededor de 1995).
.- El BDSM está asociado a un protocolo y unas normas, mientras que el sexo Kinky tiene una mayor laxitud. Por ejemplo, el simple hecho de intercambios de parejas, tríos u orgías, ya es una actitud Kinky.
.- No es lo mismo “Vieja Guardia (Old Guard) o Nueva Guardia (New Guard)” que “Vieja Escuela o Nueva escuela”. Los primeros están referidos a la sexualidad, mientras que los segundos se refiere la educación y formación.

Aquí hablaré sobre BDSM, no sobre prácticas Kinkys.

HISTORIA BDSM

Lo primero que hay que decir es que el término apareció en 1991, pero las prácticas se remontan a muchas años atrás. De echo no se podría determinar cuando se han comenzado a realizar estas prácticas no convencionales.

Un conocido y reputado catedrático de sociología (Universidad de Indiana, EEUU), Robert Bienvenu, quien además es conocedor de nuestra cultura, nos ofrece su punto de vista sobre la Historia del BDSM. Él lo basa en tres pilares: Fetichismo Europeo, que data de finales de los años 1920, Fetichismo Estadounidense, que data desde 1934, y el movimiento Leather, que data a partir del año 1950.

Término BDSM

A pesar de las prácticas que se ejecutaban desde 1920, que haya constancia, no fue hasta Abril de 1991 cuando apareció el término BDSM. Curiosamente, dicho término salió en el foro alt.sex, y realmente se creó para distinguir entre las prácticas de sadomasoquismo de las de Bondage y Dominación. Se creo con la yuxtaposición de dos abreviaturas BD (Bondage y Dominación) y SM (Sadismo y masoquismo). Esta forma de diferenciar, se realizó por la mala imagen que tenía el sadomasoquismo, al contrario que el bondage y la dominación.

Desde que se creó dicho término, en que se trató de unificar ambas corrientes, se pudo apreciar un incremento y desarrollo vertiginoso de la cultura. Antes de esa unificación, diversas asociaciones S/m, tanto de EEUU como de Inglaterra, tratan de crear un espacio subcultural para las prácticas de dominación, bondage, fetichismo o el sadomasoquismo. Curiosamente estas asociaciones eran puramente de activistas homosexuales masculinos, es lo que se conoce como “Old Guard”, que surgió a mediados de la década de 1970. Podéis encontrar más información en el libro Leatherman’s handbook.

Durante la “Old Guard” no se permitía la inclusión de activistas homosexuales femeninos, Heteros (sea cual sea su sexo) y rechazaban frontalmente a los activistas ambivalente (lo que se conoce como switch) , es decir, aquellos que alegaban ser practicantes de ambos roles. También rechazaban a toda aquella persona que consideraba las relaciones B/D y S/m meramente como un juego y no como una cultura.

EVOLUCIÓN DEL BDSM ​

En la década de 1980 la cultura de BDSM dio un paso adelante y comenzó a dar pequeños pasos para englobar a los activistas heterosexual y también lésbicas. Este acto fue promovido por grupos como el colectivo Samois, de tendencia lésbica.

Finalmente, a principios de la década de 1990, se procedió a dar un gran paso y la cultura de BDSM avanzó hacia la apertura hacia otros colectivos: El mundo heterosexual, homosexualidad femenina​, las personas ambivalente (switch), la inclusión de elementos de sensibilidad interior (dominación psicológica, relaciones D/S sin inclusión de rasgos sadomasoquistas, etc.) e, incluso, aceptaron a aquellos que realizaban las prácticas de BDSM solo como parte de un juego sexual. A esta época se le conoce como New Guard (Guardia joven o nueva)

Old School o New School

Si nos referimos a la Escuela hay una clara diferenciación, nos referimos a la educación. Con la Old School hay un respeto y una educación hacia los roles. Era otra forma de hablar, de tratar a la gente, de mostrar un respeto. Eso ahora se está perdiendo, se exige respeto sin antes mostrarlo y eso no funciona, porque se recibe el mismo trato que se muestra.

En la Old School, el trato de Usted de la parte sumisa hacia la Dominante, así como entre Dominantes, era (y es) algo primordial y necesario. Aunque pueda parecer increíble, el simple hecho de tratar de usted, ya impone un respeto y un privilegio que denota fidelidad, saber estar, y devoción de la parte sumisa por su Dominante.

En la New School, se ha impuesto el tuteo, se ha impuesto la falta de respeto. Ahora da igual que una persona trate con una persona Dominante o con una sumisa, trata a ambas por igual. Además, entre personas del mismo rol se tratan con desprecio, humillando, faltando respeto. La excusa de “es que se tienen que ganar mi respeto”, pero ¿Cómo se lo van a ganar si tú no muestras ni una pizca de respeto? Para ganarse el respeto de alguien, lo primero que hay que hacer es mostrarlo.

RESUMIENDO EL ARTÍCULO

Espero que este post te sirva para poder conocer la historia de nuestra cultura, ver las diferencias y saber las cosas como son. Este post esta creado con toda la información que he podido encontrar por las redes, webs, foros y conversaciones con personas de nuestra cultura. Tanto fechas como nombres han sido confirmados por varios sitios y contrastado, para dar una información fiable.

También espero que te sirva para poder aclarar muchas cosas y que veas la evolución que está tomando nuestra cultura.

Recuerda que yo no soy ningún Maestro, solo soy una persona que expresa su experiencia y conocimientos dentro de nuestra cultura.

Vive el BDSM con RESPETO y HUMILDAD.

Impactos: 42

error: ¡¡Este contenido está protegido!!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad