¿QUE NIVEL DE SUMISA SOY?

Tiempo de lectura: 6 minutos
¿QUE NIVEL DE SUMISA SOY?

Desde que empecé con el blog he tenido que responder en alguna ocasión a la pregunta ¿Qué nivel de sumisa soy? No hay dichos niveles, pero he encontrado ciertas cosas por redes sociales que quizás ayuden.

Lo primero que hay que comentar es esto no es una clasificación al uso. Además, aviso que este artículo esta realizado con la idea de que los principiantes puedan ir cogiendo los términos de cada concepto. Dicen que hay 9 niveles de sumisión, algo que dicen que está relacionado con los 9 niveles del infierno.

La gente utiliza los términos “sumisa y esclava” para designar cosas muy distintas. El problema viene cuando las personas sumisas dicen “quiero ser tu esclava”, pero se refieren a que sólo quieren ser atadas y azotadas. Por contra hay Dominantes que tratan a sus sumisos como esclavos, algo no muy ético. Por último, hay gente que quiere ser sirviente a 24/7, y quieren existir exclusivamente para el uso, disfrute y conveniencia de su dominante. ¿Qué hay en medio? En medio hay varios niveles que paso a explicar.

LOS 9 NIVELES DEL INFIERNO SUMISO

1- EL MASOQUISTA NO-SUMISO (KINKY SENSUALIST)

Fuera de la sumisión, nos encontramos con una persona sumisa que le gusta el DOLOR propio del masoquismo. A diferencia de un masoquista real, este busca solo su propio disfrute en vez de buscar satisfacer al disfrute de la persona sádica.

2- NO-ESCLAVO, PSEUDO-SUMISO

Estas personas solo piensan en el BDSM como un juego y no como la cultura que es. En ese juego que se crean entran en el juego de los roles (que no el rol de BDSM): Juegos de profesor de escuela, infantilismo, travestismo forzado. Pueden aplicar conceptos de la sumisión como la humillación de la persona.

3- ESCLAVO DE JUEGO PSEUDO-SUMISO

Siguiendo con las personas que solo juegan al BDSM, a estas personas les gusta “jugar a ser un esclavo”. Estas personas suelen sentirse atraídas por el poder de dominación sobre ellos, incluso en algunas ocasione satisfacer a la persona Dominante. La diferencia con un verdadero esclavo, es que estas personas deciden los términos de su juego, algo totalmente contrario a una persona esclava de BDSM.

4- VERDADERO SUMISO NO-ESCLAVO

Es una persona que vive y siente la cultura BDSM. Esta persona es sumisa y cede su control (Durante un tiempo limitado y con unos términos previamente pactados) a su persona Dominante. Esta persona sí que siente placer al servir a su persona Dominante, pues es su mayor prioridad. El no dirige la situación de la escena, no dirige la sesión, no dirige las normas, esta persona solo obedece.

5- VERDADERO SUMISO QUE HACE DE ESCLAVO

Siguiendo a la persona anterior, este es el paso siguiente inmediato. Esta persona sumisa también cede el control, también obtiene el placer al servir a su dominante. Este nivel se diferencia del anterior en que solo con fines de diversión, normalmente eróticos.

6- NO COMPROMETIDO A CORTO PLAZO, PERO MÁS QUE SEMI-ESCLAVO DE JUEGO.

Siguiendo con el siguiente nivel, esta persona suele ceder el control, por norma general sin límites, porque quiere ser usado por su dominante. En este caso solamente lo hace por un tiempo limitado, que puede ser unas horas o incluso a tiempo completo por unos días.

7- ESCLAVO A MEDIA JORNADA, PERO VERDADERO.

Empezamos con los niveles más serios y comprometidos. Esta persona sumisa adquiere un compromiso en una relación Amo / esclavo y pasa a ser la propiedad del Dominante. Su compromiso pasa por obedecer y complacer a su Amo en todos los aspectos de la relación. Su tiempo lo dedica a su vida personal, pero el tiempo libre que le queda lo dedica en primer lugar a su Amo.

8- ESCLAVO A JORNADA COMPLETA

A diferencia del anterior esta persona sumisa tiene unos límites y exigencias amplios, el esclavo solo vive para el placer del dominante. El esclavo espera a cambio ser considerado como una posesión estimada, todo su tiempo lo dedica sola y exclusivamente .

9- ESCLAVO TOTAL SIN LÍMITES

El último nivel de los 9 Infiernos de la sumisión. Se dice que no hay esclavos sin límites, hablamos de perder el control total de su humanidad. Ya no puede pensar por si mismo, vive cada segundo de su vida para y por su Amo. Estas personas no obtienen placer sexual, propiamente dicho, sino placer mental de servir en todos los aspectos de la vida de la persona dominante.

Como podéis observar esta clasificación no se corresponde a una clasificación de los roles, dado que solo existen: Dominantes (que se subdividen en Dominantes y Amo/as) y sumisos (que a su vez se subdividen en sumisos/as y esclavos/as). Esto solo es una pequeña guía de lo que nos podemos encontrar por la red.

Recuerda que yo no soy ningún Maestro, solo soy una persona que expresa su experiencia y conocimientos dentro de nuestra cultura.

Vive el BDSM con RESPETO y HUMILDAD.

Impactos: 456

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Por qué no nos dejas un comentario?

error: Este contenido está protegido !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: