LA ACTITUD DOMINANTE

Tiempo de lectura: 7 minutos
LA ACTITUD DOMINANTE

Tras ciertas actitudes en las redes sociales creo que es necesario hablar de la actitud Dominante.

La persona Dominante tiene que tener una actitud regia, firme y claramente dominante, pero no os equivoquéis, una cosa es tener una actitud dominante y otra ser una persona dictadora e intransigente.

¿TAN IMPORTANTE ES LA ACTITUD?

Es muy importante y más en un mundo tan conectado virtualmente. Hay actitudes que dejan mucho que desear, desde el primer saludo hasta la ruptura de la relación D/s. Podríamos aplicar ese dicho que reza: “No hagas lo que te gustaría que te hiciesen”.

Para empezar, una persona Dominante no puede saludar a cualquier persona sumisa con aires de superioridad y con insultos. Hay que recordar que las personas sumisas no te pertenecen, solamente te pertenece aquella persona que se te ha entregado, al resto le tienes que mostrar respeto, tanto por ser personas como por el rol que conllevan. Eso de entrar en redes sociales y ver a “Diosas”, “Amos” (sin sumisa), “Dominatrix de tributo”, como empiezan su conversación pública con “Hola perros/as, zorros/as, cerdos/as” a cualquier persona, denota un falta de coherencia y de conocimiento de este mundo.

Continuamos con el fin de la relación: Eso de andar como niños pequeños (y que me perdonen los niños, porque tienen más inteligencia que ellos/as), peleando y con rabietas de “y tú más” a través de las redes sociales, no es plato de buen gusto para el resto. Si se ha roto la relación, no hablas mal de la otra parte y menos de manera pública, porque lo único que consigues es que todo el mundo sepa que es lo que pasaría si un día tiene algo con usted (sea de un rol o de otro). ¿Se ha acabado la relación? Pues cada uno por su parte y punto, no se vuelve a hablar con la otra parte y ya está. No es tan complicado y además pones tus esfuerzos en las relaciones siguientes y no en vivir del pasado.

EL TRATO

¿Cómo ha de ser el trato con el propio rol y con el otro rol? El trato inicial debería ser de Usted siempre. En el caso de los Dominantes: Dama, Señora, Caballero, Señor.
En el caso de los sumisos: señorita, señorito.
Eso de Perro/a, cerdo/a, guarro/a, etc… son apelativos que, siempre que sea pactado, se lo podrás decir a su persona sumisa, pero no a cualquier otra persona sumisa. En caso de que vaya haciéndolo a diestro y siniestro es posible que se le mente algún familiar suyo y con toda la razón.

Sí, ya lo sé… ahora entramos en la discrepancia de ideas de: ¿Tuteo o de Usted? A mi parecer, el primer trato habría ser de Usted como ya he dicho, si luego ambas partes se sienten más relajadas con el tuteo y les parece bien, pues que continúen de esa forma. Si de entrada una parte saluda de Usted y la otra le tutea y no le muestra el mismo respeto, es posible que la primera parte no quiera hablar porque se sienta que le faltan el respeto. Tened en cuenta que en esta parte no he hablado de roles, considero que ambos roles tienen que tener esto en cuenta de igual manera.

RESPETO, SIEMPRE OBLIGADO

“Muéstrame respeto, que soy Dominante”, esto es algo que me hace mucha gracia… Eres una persona deslenazble, irrespetuoso/a, falto, ¿y aún te atreves a pedir respeto?
Estamos en una cultura basada en el respeto y hay gente que no tiene respeto a nadie, ni a roles ni a personas. Hay personas que usan las redes sociales para insultar, para faltar el respeto, para atacar a aquellos/as que no piensan igual que ellos/as.

El respeto no se pide, se demuestra y conseguirás que el resto de la gente se sienta respetada y te muestre su respeto. En el momento en que tus comentarios los haces con insultos y con faltas de respeto… pierdes toda credibilidad. Da igual tu trayectoria, da igual tu experiencia, da igual tu edad, sexo o rol, en ese preciso momento tu nivel queda en el barro. Ante esa actitud, yo prefiero retirarme y dejar la conversación. Unos/as opinan que soy cobarde, otros/as que me han vencido, y el resto piensan que quedan por encima mío. Por mi parte solo pienso que si no me aportan nada, es mejor no seguir en la conversación, así de simple y sencillo. Una conversación con insultos y faltas de respeto, ya no es tal, así que ¿por qué seguirla? Piénsalo.

Si eres Dominante, demuéstralo. Habla y trata con respeto al resto de las personas y a ambos roles. No tengas el insulto a mano, piensa bien tus palabras antes de decirlas y no te permitas caer en las trampas de trolls, haters y demás personajes. Y aunque tengas el derecho de tratar de la misma forma que te tratan, no lo hagas en el sentido negativo, más vale perder una batalla que no la guerra. Demuestra tu educación, tu saber estar y, por encima de todo, tu Respeto. Nos vemos en las redes sociales, siempre con respeto.

Recuerda que yo no soy ningún Maestro, solo soy una persona que expresa su experiencia y conocimientos dentro de nuestra cultura.

Vive el BDSM con RESPETO y HUMILDAD.

Impactos: 350

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Por qué no nos dejas un comentario?

error: Este contenido está protegido !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: