7º CAPÍTULO: LA SEGURIDAD

Tiempo de lectura: 5 minutos
7º Capítulo: LA SEGURIDAD

Hoy en el 7º Capítulo: LA SEGURIDAD en el BDSM

Ante la avalancha de quejas por practicantes de BDSM, por eso he creado el 7º Capítulo: LA SEGURIDAD, para ver si podemos dejar este tema aclarado.

Voy a empezar poniendo una descripción muy clara sobre el SSC, un término que si desconoces es mejor que ni siquiera practiques el BDSM.

La comunidad internacional vinculada al BDSM viene poniendo especial énfasis en que las prácticas sean SSC, es decir, Safe, Sane and Consensual (seguro, sensato y consensuado), término acuñado en 1983 por David Stein. Su ideólogo lo definió del siguiente modo:

Las relaciones BDSM deben seguir un modo seguro, sensato y consensuado respecto a sus prácticas:

Seguras, en cuanto al conocimiento necesario sobre su desarrollo y sobre el material usado, así como sobre la prevención de riesgos.

Sensatas, en cuanto a la capacidad razonable de decisión por parte de los actores, no alterada por drogas o bebidas alcohólicas y acorde con la experiencia de cada participante, sabiendo diferenciar fantasía y realidad.

Consensuadas, en cuanto a que los participantes estén de acuerdo sobre la forma e intensidad con la que se realicen, e igualmente que dicho acuerdo pueda rescindirse en cualquier momento.

Sin embargo, lo que en su inicio fue una definición creada para deslindar el campo del sadomasoquismo consensuado del de los malos tratos (sobre el que la sociedad estadounidense mantenía una severa prevención), fue desarrollando en algunos pequeños grupos modelos de intransigencia muy alejados del propósito inicial y de la metodología de sus creadores. Esto llevó al propio David Stein a distanciarse del abuso que algunas personas hacían de su eslogan.

Fuente Wikipedia.

SSCSafe, Sane and Consensual 
(seguro, sensato y consensuado).

Seguro, una palabra primordial en el BDSM. No puede ser que haya personas Dominantes que no tengan claro este aspecto tan primordial.

El BDSM se basa en el respeto de las personas con las que tratamos, por ese motivo el SSC hay que tenerlo en cuenta en cada relación D/s, sea cual sea la rama que elijáis de nuestra cultura: Bondage, disciplina, dominación, sumisión, sadismo o masoquismo.

SEGURO, SANO Y CONSENSUADO, fácil de recordar, fácil de realizar, fácil de cumplirlo.

  • SEGURO, para ambas personas, porque no solo cuenta el conocimiento sino el uso de los materiales que se utilizan durante las sesiones o prácticas de BDSM.
  • SANO, No podemos dejar que se cometan daños innecesarios durante las sesiones. Ojo que esos daños no son maltrato y no deben confundirse con tal efecto.
  • CONSENSUADO, cada acto que se vaya a efectuar en una relación D/s ha de estar consensuado por ambas partes, por la parte sumisa y por la parte dominante.

Y dada la última parte sobre el consenso de los actos, no podemos olvidarnos de una protección que tiene la parte sumisa.

LA PALABRA DE SEGURIDAD

Cada vez estoy escuchando más ciertas cosas que no son de agrado… algo así como que una persona sumisa no tiene derecho a la palabra de seguridad, que no tiene derecho a nada.

Para empezar, hemos de dejar claro que la palabra de seguridad es algo que distingue un acto en algo consensuado o en un maltrato sobre una persona.

Toda persona sumisa ha de tener una palabra de fácil y rápida dicción. Puede ser una palabra fácil como “Stop” o una menos locuaz durante una sesión como “Pera” o el nombre de una familiar como “Luis”. Algo que es fácil de recordad, rápido de decir y rápido de oír.

Que ninguna persona Dominante niegue jamás esto a una persona sumisa. El que no tiene derecho a negar esto es el Dominante, es de obligado cumplimiento, tanto el SSC como la Palabra de Seguridad.

Espero que haya podido dejar claro este tema y que, por favor, si te interesa este tema ponlo en práctica y no lo niegues.

Recuerda que yo no soy ningún Maestro ni Tutor, solo soy una persona que expresa su experiencia y vivencias dentro de nuestra cultura.

Vive el BDSM con RESPETO y HUMILDAD.

Safe Creative #2009235416783

Impactos: 87

2º CAPÍTULO: EL CONSENSO

Tiempo de lectura: 6 minutos

Hablemos sobre la importancia del consenso.

¿Por qué es tan importante el consenso dentro del BDSM? Pues para empezar porque hay que dejar claras muchas cosas, como por ejemplo: Límites, Palabras de seguridad, acciones, duración etc.

Os dejo la definición encontrada por la red:​

El consenso que se establece en todas las relaciones BDSM es precisamente lo que le dota de un contenido específico, distanciándolo de cualquier situación de violencia no-pactada, como los malos tratos, la violencia de género, etc. Al igual que el consenso sexual, permite distinguir con claridad cuando dos personas están haciendo el amor y cuando, al faltar este, se produce una violación, de igual manera comparar una sesión BDSM (pese a la apariencia de violencia verbal o física) con una situación de malos tratos, sería como pretender comparar la noche de amor de una pareja con la infamia de una violación.

Esta forma de consenso puede revestir múltiples formas. Por ejemplo, mediante la escenificación de una negociación previa a la sesión, en la que se establece el cómo, el cuándo y el grado de las actividades a realizar, la palabra de seguridad a emplear, etc. Pero también puede adoptar la forma de acuerdo menos elaborado, cuando existe amplia confianza por ambas partes.

En todo caso, su existencia es siempre básica para que la actividad a desarrollar esté encuadrada en lo que se denomina BDSM. Asimismo existen fórmulas de consenso global, especialmente en parejas que se conocen o se relacionan habitualmente. En estos casos, no siempre se da una negociación previa antes de cada sesión, sino que a menudo se establecen pactos más abiertos y a más largo plazo.

Fuente: Wikipedia​

Ahora tras leer esta definición paso a explicar, lo que desde mi punto de vista es el consenso: Como en toda relación (bien sea laboral, de pareja u otro tipo) lo más apropiado es seguir una serie de normas pactadas entre ambas partes.

¿Cuáles son las normas más consensuadas? Hago una pequeña lista en la forma que creo por importancia: La primera suele ser el tiempo inicial de duración (digamos como si fuese un tiempo de prueba), luego el grado de intensidad de la actividad

  • Duración: En primer lugar se suele indicar en primera instancia un periodo de prueba llamado “Periodo de Consideración”. Tras este tiempo se puede consensuar un “contrato”, que bien puede ser anual o algo indefinido. Todo depende de la relación tengan las dos partes y la experiencia que tienen ambas partes.
  • Grado de la actividad: Ambas partes tienen que poner los límites respecto a la actividad que van a realizar. ¿Por qué digo actividad? Porque no a todos les gusta el sadismo o el bondage, por ejemplo. Cada pareja de D/s han de saber sus límites.
  • Límites: La parte sumisa propone unos límites para proteger tanto su salud física como mental. Estos se pactan con la parte Dominante y esta ha de respetarlos. Existirán unos límites que puedan ser superados, otros que se podrían considerar superar y los insuperables (o red Flags) que bajo ningún concepto se han de sobre pasar. Los primeros se puede superar porque ambas partes quieran ir más allá en sus relaciones y avanzar, siempre con cuidado. Los segundos si la parte sumisa tiene miedo a hacerlo, es mejor no intentarlo, pero si ella quiere probar así se hará, pero con mucha precaución y si no se puede superar, jamás se volverá a realizar.
  • Palabra de seguridad: Es necesaria la palabra de seguridad. Se realizan actos que, de ejecutarlos de mala manera, podría ocasionar daños físicos a una persona. Por ese motivo es tan importante marcar este paso. Que ningún Dominante te niegue esta parte, como persona sumisa tienes derecho a tenerla, que no te engañen con “las sumisas y esclavas no tienen derechos”.
  • Tiempo: Es importante que se pacte el cuando se hacen sesiones, el tiempo que se invierte o si es una relación 24/7. Se ha de poder respetar tiempo de familia, trabajo y tiempo libre.

A mi parecer estas son las 5 partes más importante a consensuar en una relación D/s en cualquiera de sus variantes.

Recuerda que yo no soy ningún Maestro, solo soy una persona que expresa su experiencia y conocimientos dentro de nuestra cultura.

Vive el BDSM con RESPETO y HUMILDAD.

Safe Creative #2009235415731

Impactos: 173

error: Este contenido está protegido !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad