SUMISOS VISTOS POR VAINILLAS

Tiempo de lectura: 9 minutos
SUMISOS VISTOS POR VAINILLAS

¿Sabéis como son los sumisos vistos por vainillas? Son personas que son golpeadas, humilladas, maltratadas y sin personalidad.

¿Cuál es la imagen que se tiene desde el punto de vista de una persona vainilla? Por persona vainilla nos referimos a esa persona que no está en la cultura del BDSM. Si nos ponemos a analizar las conversaciones que mantenemos con personas así, nos damos cuenta de la idea equivocada que se tiene de toda la cultura. Voy a dar a grandes rasgos lo obtenido a través de muchas conversaciones con vainillas y bedesemeros sobre este tema.

¿QUÉ ES BDSM?

Si preguntamos esto la respuesta que más se obtiene suele ser: “Ah si, eso de los azotes y los látigos“. ¿Quién de ustedes no duerme proporcionando latigazos a su persona sumisa (también dormido/a)? Estamos todo el día dando azotes por doquier, en la cocina, en la habitación, en el parque, en el trabajo. Solo cogemos el látigo cuando se nos cansa la mano, ¿verdad?

Pero si ahondamos un poco más, sale a relucir la famosa trilogía de las 50 sombras. Si, yo también pienso lo mismo que estás pensando ahora. Como ejemplo es horroroso, una película que solo tiene una cosa buena y es que ha visibilizado el BDSM, lo malo es que lo ha hecho de una forma completamente errónea, pero es lo que sucede cuando se habla de algo que no se sabe.

Una vez que empiezas a explicar que no solo hay azotes y látigos (del tamaño que sean), sino que es Bondage, Disciplina, Dominación, sumisión, Sadismo y masoquismo, entonces sale a relucir eso de: “Ah, si, eso de las cuerdas, que las atan como chorizos“, y “Ah, los masoquistas son esos que les gustan que les peguen“. Seguro que esas frases las has escuchado más de una vez.

AHORA VAMOS CON LOS SUMISOS

Son personas que no tienen personalidad alguna, que son maltratadas, humilladas y golpeadas por una persona sin piedad ni sentimientos. Son personas que no saben lo que quieren, que no son conscientes que abusan de ellas e, incluso, que están enfermas mentalmente. Seguramente tienen un trauma grave que hace que actúen de esa manera y tienen que abrir los ojos. No tienen fuerza de voluntad, por eso caen en manos de personas sin escrúpulos como los Dominantes.

A pesar de lo que podáis pensar, esas palabras las he escuchado en más de una ocasión (y más de veinte y más) de personas vainillas. Claro está que esas palabras han sido pronunciadas por personas que no tienen ningún conocimiento de BDSM y que una vez explicado, su percepción ha cambiado. La explicación que mejor comprenden es: Imagina una persona con un trabajo de gran responsabilidad y que necesita liberar todo ese estrés se pone en manos de una persona Dominante y se deja llevar.

También hay otro aspecto que preocupa, parece ser que ahora es indispensable ser Miss/Mister Multiverso para poder ser una persona sumisa. Hemos de recordar que esto jamás ha sido un requisito para poder estar en la cultura de BDSM, de hecho siempre ha sido más tolerante que los vainillas. Sí, sé que estás palabras pueden traer controversia, pero es que realmente se mira más a la persona que al cuerpo.

¿CÓMO SON REALMENTE LAS PERSONAS SUMISAS?

Una persona sumisa es mucho más fuerte tanto física como mentalmente de lo que la gente cree. Hace falta mucha fortaleza para poner la vida en manos de una persona Dominante. Todo se hace (o debería hacerse) de una manera consensuada, pactada y con unas normas establecidas. Para ponerse en manos de una persona que te domina, te azota, te castiga (siempre con razones plausibles) o te ata, es necesario tener mucha confianza en ti mismo/a y en esa persona.

Las personas sumisas deciden entregar una parte de su vida a la persona Dominante. Para esto se ceden ciertos aspectos como puede ser control de tareas, control de orgasmos, etc. También se pactan ciertos prácticas alternativas, como el spank, látigos, cera, cuerdas, esposas, etc. Pero lo más importante es saber que quieren, que desean, que miedos tienen, su estado de salud y mental. Cada persona tiene sus motivos personales para poder entrar en el mundo de la sumisión.

Hemos de recordar que las personas sumisas juegan un papel muy importante en la relación D/s. Sin ellas, los Dominantes no tendrían sentido (ni al contrario también), por eso es muy necesario conocer muy bien ese rol. Su dedicación a la persona que las domina, su entrega, es algo especial, por ese motivo hay que comprender que es lo que sienten dentro de ellas, no juzgar por los actos, pues detrás del rol hay una persona.

EL BDSM VIRTUAL

¿Cómo se ve a una persona sumisa en las redes sociales? Últimamente se tiene un concepto muy malo de las personas sumisas, y no porque dichas personas hayan hecho algo mal, sino que debido a personas sin escrúpulos entran e intentan hacer prácticas muy cuestionables. El hecho de que una persona sea sumisa no le da derecho a la gente a tratarlos sin respeto, sin educación y, en ocasiones, hasta con acosos.

No vale eso de: “Es que se exponen y tienen que estar supeditados a lo que se le diga, porque es un sumiso“. Tampoco me vale eso de “Es que como es un/a sumiso/a son perros/as (o cualquier otro insulto)“. Esas personas se merecen todo el respeto del mundo, y un trato merecido en todo momento. Si un Dom exige que se le trate de una manera correcta, dicha persona debe tratar a cualquier persona sumisa de igual manera, y esta debe poder exigir ese mismo trato que el demuestra.

La exposición que las personas sumisas decidan hacer a través de webs o redes sociales, solo depende de dicha persona y de su Amo/a. Por el hecho de exhibirse, nadie puede ni debe hacer lo que le plazca, se ha de respetar.

RESUMIENDO

Las personas sumisas no son esos seres débiles y necesitados de mimines, son personas fuertes, con una gran devoción y dedicación hacia sus personas Dominantes. Son personas que se involucran en una relación de la que además de obtener placer sexual, obtienen un placer mental que pocas personas son capaces de imaginar. Se sienten realizadas a través de unas prácticas alternativas que son duramente criticadas por la sociedad

Si una persona se denomina sumiso/a, debe hacerlo con unas ciertas precauciones. Sí, es lamentable tener que decir esto, pero el problema está en que hay personas que valiéndose de la dominación está maltratando física y psicológicamente a personas sumisas. No debería ser así, pero por desgracia existen. También hay que recordar que no se debe correr, esto no se trata de ser “Miss sumisa/Mister sumiso” en cuestión de una semana o un año.

Espero que estos consejos te puedan servir y que puedas prevenir al máximo posible que sufras decepciones y evites disgustos innecesarios.

Recuerda que yo no soy ningún Maestro, solo soy una persona que expresa su experiencia y conocimientos dentro de nuestra cultura.

Vive el BDSM con RESPETO y HUMILDAD.

Impactos: 131

error: ¡¡Este contenido está protegido!!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad