LA ASFIXIA DESDE UN DOM

Tiempo de lectura: 10 minutos
LA ASFIXIA DESDE UN DOM

Hoy trataré el tema la LA ASFIXIA DESDE UN DOM. Ya sabéis que afronto los temás desde las dos partes de una pareja, tanto la Dominación como la sumisión.

Esta es una práctica tan habitual en el BDSM como peligrosa, y esto último tenerlo muy presente porque puede ser una causa de fallecimiento. Si queréis tener un ejemplo de su gravedad, seguro que os puede sonar el caso del actor David Carradine (1936-2009), quien fue hallado muerto en un hotel, con signos de haber practicado la asfixiofilia (en su variante autoasfixia).

¿QUÉ ES LA ASFIXIA?

A la hora de ejecutar esta práctica, primero hemos de saber que es y que reacción produce en el cuerpo. Se pudo apreciar en los presos que al ser ejecutados en la horca, estos sufrían una erección en esos momentos, pero no solo eso, sino incluso algunos llegaban a eyacular durante o tras el fallecimiento. Esto se produce porque el cuerpo produce endorfinas, momento en el que el cerebro lo interpreta como una señal de excitación, pero también puede bloquear la percepción del peligro y en este punto es cuando se vuelve una práctica peligrosa. En este punto estamos hablando de ese acercamiento al fallecimiento.

Existen varias técnicas para aplicar esta práctica, pero que hay saber muy bien que es lo que se está haciendo, como se hace y lo más importante, cuando se debe parar. También hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones que ciertos actos se centran más en cortar el flujo de sangre al cerebro que en cortar la paso del aire.

Seguro que nunca has pensado en la gran variedad de formas que existen para restringir la respiración: Tapando nariz, boca o ambos a la vez con las manos, sofocando la cara con nuestros genitales, haciendo compresión en el pecho con nuestro cuerpo, haciendo presión sobre la tráquea, cuello o en la arteria carótida. También podemos usar artilugios como: máscaras o capuchas, que pueden ser de látex, plásticos, cueros, bolsas o envoltorios plásticos, ahorcamiento por cinturones atados al cuello o cuerdas.

¿ASFIXIA, AHOGO O ESTRANGULAMIENTO?

Estos son tres maneras de provocar asfixia. Hemos de conocer muy bien las tres antes de poder practicarlo. Vuelvo a repetir: ES UNA PRÁCTICA PELIGROSA, así que antes de hacerla piénsalo varias veces.

Asfixia: En esta práctica se ejecuta la suspensión de la respiración y las funciones vitales que dependen de ese sistema. Para realizar esta práctica se puede hacer con objetos como una bolsa de plástico, una almohada, una máscara bloqueando sus orificios de entrada de aire. También se puede utilizar las manos para tapar nariz y boca. Esta práctica puede ser de manera parcial, restringiendo la entrada pero dejando un pequeño orificio por el cual respira con dificultad, o puede ser completo.

Ahogo: Esta práctica es el siguiente nivel de la asfixia, dado que es la consecuencia de este. Esto sucede cuando ya existe una dificultad para respirar. Esta parte se define como la falta de oxígeno en sangre debido a un esta prolongado de asfixia. Puede darse por una garganta estrechada, obstruida o falta de aire.

Estrangulamiento: Se suele confundir con la asfixia, pero no es así. El estrangulamiento se utiliza para cortar el flujo de sangre u otro fluido, pero puede ser de cualquier parte del cuerpo. Existen tres subtipos principales de estrangulamiento:
El hanging (horca): Se suspende a una persona del cuello, normalmente con una soga o cuerda. 
Estrangulación por ligadura, alias garroting: Es similar al hanging, pero en esta no hay suspensión.
Estrangulación manual: Se usan las manos o cualquier otra parte del cuerpo.

LOS RIESGOS O DAÑOS

Asfixia: Aunque es la práctica más segura de las tres, existen unos riesgos que son necesarios conocer. El cuerpo puede resistir hasta 3 minutos antes de que haya muerte celular. Los daños provocados pueden ser: Paro cardíaco, como por ejemplo una fibrilación ventricular. Acidosis respiratoria, que es el aumento de CO2 (Dióxido de Carbono) en la sangre, que puede ocasionar dolores de cabeza, somnolencia, y en casos más severos: convulsiones o pérdida del conocimiento.

Ahogo: Esta práctica es más peligrosa pues tenemos que tener en cuenta que la tráquea es cartílago. Con una presión moderada en el cuello podemos provocar una pérdida de la conciencia. Pero tenemos que saber que esa presión puede causar daños en la laringe, la fractura del hueso hioides o de otros huesos del cuello. Las personas de edad avanzada son más frágiles y susceptibles a fracturas. Además psicológicamente esta práctica provoca sensaciones espantosas de falta de aire.

Estrangulamiento: La más peligrosa de todas las prácticas mencionadas. Primero vamos a comentar que en el caso del cuello tenemos la vena yugular y la arteria carótida. La primera se encarga de “sacar” la sangre del cerebro y llevarla al corazón, mientras que la segunda le proporciona sangre oxigenada. ¿Por qué es importante esto? Si se ocluye la primera, estamos haciendo que la sangre quede retenida en el cerebro e impedimos que llegue la sangre oxigenada. Si se ocluye la segunda impedimos que esa sangre oxigenada llegue al cerebro provocando la pérdida de la conciencia con lo que ello conlleva. Podemos causar derrames cerebrales y recordemos que la falta de oxígeno en el cerebro puede causar graves daños. También podemos causar daños neuronales o en la columna vertebral.

SEGURIDAD ANTE TODO

Como siempre la seguridad es muy importante pero aún más en esta práctica. Por supuesto sobra decir que es muy necesaria la experiencia así como un nivel alto de confianza en la persona con la que lo vas a practicar. Además de pedir lentitud en esta práctica, intentaré dar unos consejos que podrían ser de interés y además muy prácticos.

En primer lugar sería muy interesante saber aplicar la RCP (Reanimación Cardio Pulmonar) o primeros auxilios completos. Hay que tener en cuenta varios factores a tener en cuenta como: daño en el cuello como dolor, hinchazón, moretones grandes o dificultad para respirar. Si se llega a la perdida de consciencia es muy importante sacar la lengua de la boca y colocarla de costado, para evitar que la lengua tapone la tráquea. En esos casos la mejor opción es acudir a urgencias de inmediato, no queremos que se ocasionen daños graves por no ir a tiempo.

UNOS PEQUEÑOS CONSEJOS

Ahora vamos con los consejos:

1.- Pactar una seña de seguridad. ¿Por qué una seña? Es obvio que en este caso no podrá hablar, así que la seña es la mejor opción. Dado que el ser humano tiende a “echar mano al cuello” para quitar lo que obstruye, esta podría ser una buena opción. En caso de estar atada la persona, poner un objeto en su mano, como una pelota con un cascabel dentro, que si la suelta el dominante pare de inmediato.

2.- Cronometrar la duración de la persona: Esto es sencillo, simplemente es que la persona aguante su respiración y cronometrarlo. Para ello la persona debe estar tranquila. Del tiempo que aguante debemos contar la mitad, pues en una sesión el cuerpo está en estado de excitación y se consume más oxígeno.

3.- Poco a poco: Es preferible comenzar por 5 segundos y soltar, dejar que coja aire y volver. Con el paso del tiempo aumentar a 10 segundos y así progresivamente. No hacer 2 minutos de golpe y que luego haya consecuencias fatales.

4.- Estar atento a las reacciones: Tenemos que estar muy atento a sus gestos, a sus ojos (que no los ponga en blanco), a su fuerza (si se queda sin fuerza puede ser mala señal). Debemos evitar en todo momento que pierda la consciencia y su cuerpo nos lo dirá.

5.- Prevenir caídas: Esta práctica puede provocar desvanecimientos o desmayos, provocando la caída haciendo que se causen traumatismos o fracturas que pueden ser muy peligrosos. Es recomendable practicarlo en superficies blandas y sin objetos alrededor.

POR ÚLTIMO

Este post solo son conocimientos adquiridos por la lectura de muchos textos médicos, conversaciones con otras personas de nuestra cultura y con la práctica durante años. NO ES UNA GUIA, solo son palabras y os reitero, como siempre, que contrastéis mis palabras con otras personas. Por favor, tened mucho cuidado con esta práctica, realmente es muy peligrosa y ya ha habido demasiadas muertes por esta práctica. No trato de asustar, sino de poner raciocinio en estas prácticas.

Espero que estos consejos te puedan servir y que puedas prevenir al máximo posible que sufras decepciones y evites disgustos innecesarios.

Recuerda que yo no soy ningún Maestro, solo soy una persona que expresa su experiencia y conocimientos dentro de nuestra cultura.

Vive el BDSM con RESPETO y HUMILDAD.

Impactos: 178

error: ¡¡Este contenido está protegido!!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad