AQUÍ TU ANUNCIO VERSIÓN sum

Tiempo de lectura: 6 minutos
sumisión
sumisión

Si creo una sección DOM, tendría que crear una versión sum: AQUÍ TU ANUNCIO VERSIÓN sum. ¿En serio? Otra vez tengo que aclarar que ni de coña lo haré.

PONIENDO EL ANUNCIO

Pondré un anuncio de ejemplo en versión sum: sumiso/a con años de experiencia en el mundo de la sumisión. Seré un/a perro/a a su servicio. Me ofrezco a Dominantes, tanto iniciadas como expertas. Seré un/a bueno/a perro/a complaciente y obediente, abierto a que sea cruel conmigo y convertirme en un/a esclavo/a sin límites. Visita mi web. Este anuncio no es real, pero sí que tiene frases que yo mismo he recibido de gente en distintas redes sociales.

En este caso, el anuncio no ha sido sacado más de que mi cabeza, no lo he copiado de ningún lado, aunque si buceamos un poco por las redes sociales, webs, foros, seguro que encontraremos varios ejemplos de todos los géneros, sexos y categorías. A diferencia de los anuncios de los Dominantes, en estos anuncios de las partes sumisas, no se critica tanto (o casi nada) sea del sexo que sea. Además, en estos casos lo normal es que vayan acompañados de material gráfico, no vaya a ser que no se vea claro que es una persona sumisa.

Yo que soy de la Vieja Escuela, con una formación basada en las normas, los protocolos, la educación y el respeto, jamás admitiría una persona que vaya ofreciéndose a través de anuncios así, pero ese solo es mi pensamiento. Siempre he recomendado que se tomen las relaciones BDSM como si fuese cualquier otra relación sentimental. Obviamente en una relación sentimental, gusta de conocerse, de saber de la parte contraria, saber límites, miedos, gustos, y eso no puede saberse con un anuncio.

LA HIPOCRESÍA EN EL BDSM

Sigue siendo curiosa la hipocresía, verdad… en la parte sumisa, no se aprecia tantas críticas ni tantas objeciones para los anuncios como sucede en la parte Dominante. Parece que se acepta ese “mercado de carne humana” y todo es por esos degenerados de los Pseudos (alias cazadores). Para ellos es como ir al mercado del pueblo, en el que cualquier web abre sus puestos de sumisas o sumisos para ser expuestos y comprados por el mejor postor.

No sé si alguna es te has puesto a pensarlo como persona sumisa que eres, pero ¿sabes realmente la impresión que das al poner un anuncio así? Os daré mi respuesta personal, para empezar, es que no sentís la sumisión realmente, porque no buscas una persona Dominante que encaje contigo, sino que buscar a cualquier Dominante que te domine. También pienso que puedes irte con cualquiera, echando a perder una relación que tengas con la persona Dominante. Por último, pienso que solo buscas un poco de sexo duro con unos tintes de 50 cacas del gris, algo que, a un Dominante de verdad, no le interesa.

Mostrando un anuncio así, eres carne de cañón para gente indeseable que nunca mirará por tí, ni física ni psicológicamente. Y sí, sé que me vas a decir: “Es que quiero encontrar a un buen Dominante y necesito promocionarme“, pues déjame decirte que esa no es la mejor manera de hacerlo. Hay muchas webs, chats, foros, con las que puedes hablar con muchas personas y que de ahí puede surgir relaciones. Hablando con la gente, explicando que sientes, que quieres y que buscas, pero de una forma en la que correrás menos riesgos.

¿DEBEMOS CAMBIAR LA FORMA DE PENNSAR?

Sigo opinando que debemos cambiar la forma de pensar en el BDSM. Necesitamos volver a tomarnos las cosas con calma, dejar de meter las prisas y las presiones en el BDSM. Tenemos que pensar en que todo avanza, pero debemos darles su tiempo a las cosas. No somos comida de microondas, esa comida que en 3 minutos la tienes, pero ni se parece a la foto de la caja, ni sabe cómo la comida hecha a fuego lento, ni es tan sana como nos quieren hacer creer.

Cosas como las descritas en este artículo deben cambiar, debemos dejar de pensar que una persona es mala por hacer lo que hacen los demás, tan solo porque es de un sexo diferente.

Espero que este artículo os haga pensar y reflexionar sobre que hacemos en nuestras vidas.

Recuerda que yo no soy ningún Maestro, solo soy una persona que expresa su experiencia y conocimientos dentro de nuestra cultura.

Vive el BDSM con RESPETO y HUMILDAD.

Impactos: 135

error: ¡¡Este contenido está protegido!!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad