BUSCO SUMISO/A

Tiempo de lectura: 6 minutos
BUSCO SUMIS@

SOY AMO Y BUSCO SUMISA

¡¡AVISO!! ESTE POST VA A SER DURO, NADA AGRADABLE Y MUY DIRECTO. Si no lo quieres leer, estas a tiempo de cerrar la página y dejar de decir: BUSCO SUMISO/A.

Una vez lanzado el aviso, empiezo por explicar la dureza de este post: Estoy hasta los huevos de que se manche mi género y mi rol. No soporto a esa nueva extirpe que se autodenominan Dominantes y no saben ni siquiera lo que es el rol sumiso.

¿Por qué me molesta tanto que digas BUSCO SUMISO/A? En tres palabras: FALTA DE RESPETO. Esta cultura está basada en el RESPETO, respeto entre roles, respeto a la persona sumisa y respeto por la cultura. Si falla eso, que es lo más básico, se puede saber ¿qué narices haces metido en esta cultura?

Voy a recordar algo que se olvida muy a menudo: Un Dominante no es nada sin una persona sumisa. Así que empieza a tratar con respeto ese rol, incluso antes de poder poseer a una persona sumisa. Seguro que muchos pensarán que una persona sumisa tampoco es nada sin un Dominante, algo que es cierto. Pero incluso aun así… la persona que realmente lleva el peso de la relación D/s es la persona sumisa, porque es quien marca los límites de la relación. Luego el Dominante o Amo/a lleva a término esa relación dentro de los límites pactados, hasta el límite, pero sin sobrepasarlos.

Y voy a explicar porque me molesta tanto esa FALTA DE RESPETO. Todo viene por una puta frase que se ha puesto de moda en nuestra cultura… “Soy Dominante y busco sumiso/a” Pero… ¿tú te crees que hay un supermercado de sumisos/as? Vas al super, sacas ticket, haces cola y escoges sumiso/a a tu elección. Te lo/a envuelven y te lo llevas para casa. En serio, ¿tú crees que una relación llegará a buen puerto si empiezas así? Es que esto es algo que me enerva, me cabrea… en este preciso momento soy el Amo Diablo en toda regla con ganas de mandar a cada una de esas personas a *****…

Es una total FALTA DE RESPETO por aquellos que entregan su vida a una persona, que pone en ello su alma, corazón y vida, para que vengas tú y sin conocer de nada a esa persona intentes dominarla. La persona sumisa pierde su voluntad y te entregará su vida siempre y cuando tú te lo merezcas, sino te mandará a la mierda y con toda la razón. Esa persona se pondrá en tus manos, dejará que hagas con ella todo lo que quieras (dentro de esos límites consensuados) y cuando a ti te apetezca. Pero, por encima de todo, trata a esa persona con el respeto que se merece, pues será lo más importante que poseas en tu vida.

Pero tranquilos, que también tengo para el rol sumiso… No toda la culpa es de esos PseudoDominantes (lo siento, pero jamás me rebajaré a llamarles Dominantes), la parte sumisa también tiene su culpa, porque estáis aceptando a esa estirpe sin ni siquiera pensar en los riesgos que conlleva la mala práctica de ciertas prácticas (valga la redundancia) del BDSM. ¿Cómo se os ocurre aceptar cualquiera de las órdenes de un PseudoDominante el primer día que lo conoces sin pactar nada antes? ¿No se os ocurre pensar en que ciertas prácticas mal ejecutadas podrían poner en riesgo vuestra vida? Ejemplo: La asfixia. Una práctica que si se sabe hacer puede aumentar mucho el placer de la persona sumisa, si se ejecuta mal… todos sabemos que puede pasar. Así que piensa antes de hacer las cosas. ¡¡Ah, y muestra RESPETO por tu rol y por tu vida!!

Este post espero que se distribuya por todos lados (que para eso podéis compartir en todas las redes sociales que queráis) y que llegue tanto a Dominantes como a sumisos/as y que recapaciten sobre lo que está pasando en las redes.

Sé que no es de agrado leer estas palabras y quizás hay quien se sienta ofendido/a, pero antes de criticar piensa que quizás deberías pensar si has incurrido en algún detalle así. Espero que comprendas que yo no te alecciono, solo me quejo de esta situación y pretendo aconsejar cosas que he vivido. No soy ningún Maestro, ni Tutor, solo soy un Amo que ofrece sus conocimientos y experiencia vivida a través de unas palabras.

Vive el BDSM con RESPETO y HUMILDAD.

Safe Creative #2009235422265

Visitas: 2101

EL “AFTERCARE”

Tiempo de lectura: 4 minutos
EL AFTERCARE - La escuela de BDSM

“AFTERCARE” alias “MIMOS POSTSESIÓN”

El Aftercare es lo contrario a un “Aquí te pillo, aquí te mato y hasta luego”. Es algo muy demandado por las personas sumisas pues arraiga la confianza entre la parte dominante y la sumisa. En cambio, por otro lado, me encuentro muchos Dominantes (no Amos/as, sino solo dominantes) que no solo no lo aplican, sino que además rehúyen y lo niegan.

Pero… ¿Qué es el Aftercare? Pues es el cuidado posterior que se proporciona después de una sesión BDSM. Consiste en aplicar las técnicas de cuidado y una atención cariñosa con la persona sumisa. Este cuidado posterior se realiza con la intención de atender cualquier acontecimiento que haya podido ser traumático o desafiante durante la sesión BDSM.

Ese pequeño momento en el cual te preocupas por tu sumiso/a tras una sesión afianza la relación D/s, no solo porque tu sumiso/a aumentará su confianza en tí, sino que sabrás que te preocupas por su salud física y mental.

“Las personas tienen diferentes necesidades y deseos sexuales y estos se extienden a lo que la gente quiere o espera del aftercare“, dice Kenneth Play, coach sexual y miembro fundador de Hacienda,

Fuente: https://www.wearehacienda.com/

Hay personas que no necesitan mucho tras una sesión, solamente una pregunta: ¿Estás bien? En cambio, otras personas necesitan algo más: Un abrazo, acurrucarse, sentirse protegidos/as. E incluso hay que les gusta dormir y despertar al lado de la persona Dominante y desayunar juntos. Hay muchas maneras de aplicar esos cuidados, todo depende de las personas de esa relación D/s y del carácter que tienen.

¿Aftercare para Dominantes?

No pienses que esto es solo para la persona sumisa, si lo haces estas muy equivocado/a, también es para la persona dominante. Aunque te parezca mentira los Dominantes se montan en una montaña rusa de sensaciones en la cual se aumentan las endorfinas y la adrenalina y de golpe al acabar la sesión el bajón es notable. La primera pregunta es la obvia: ¿Me habré excedido en la sesión? y le sigue ¿Estaré a la altura de mi sumiso/a? Podéis pensar que todos los Dominantes somos fuertes y duros/as, pero también tenemos que cuidar de los/as sumisos/as que poseemos, así que no te olvides de cuidar a tus sumisos/as y cuidarte.

Y ahora la apreciación personal… Yo personalmente tengo este punto muy presente desde la primera sesión virtual y la primera sesión física que he tenido. Lógicamente en la sesión virtual no pudo haber abrazos, ni mimos, ni acurrucarse, pero si palabras de aliento de preocupación y de aliente. En la sesión física sí que hubo abrazo y acurrucamiento. Para mí es algo muy importante en la relación D/s y no lo digo porque ahora mi sumisa es mi mujer, pues con otras sumisas también lo he hecho, le pese a quien le pese.

Os recomiendo que leáis sobre este tema en las redes y que lo tengáis presente tras vuestras sesiones.

Por último, recordad que este blog solo son recomendaciones y apuntes sobre el BDSM. Quien escribe no es un Maestro ni Tutor, pero comparte su experiencia, sus conocimientos y sus pensamientos sobre esta cultura que nos atañe.

Vive el BDSM con RESPETO y HUMILDAD.

Safe Creative #2009235422210

Visitas: 1735

EL CONTRATO

Tiempo de lectura: 4 minutos
EL CONTRATO - La Escuela de BDSM

El contrato. Uno de los pasos más importante de la relación D/s o quizás…
¿No es tan importante como se cree?

Tenemos el consenso ya establecido con nuestr@ sumis@, así que un contrato (cabe recordar que no tiene ninguna validez legal) no tendría mucho sentido. Un papel que se hace firmar con unas cláusulas que ya han sido pactadas de manera oral, pero que en cambio si se incumple no lleva más castigo que aquel que se pactó en el consenso. Pero claro este es solo un pensamiento personal que no lleva a ningún lado.

Entonces… ¿Si creo que no es necesario firmar un contrato de Sumisión o Esclavitud, por qué motivo voy a hablar de ello? Bueno, es un acto que muchas personas tienen y quieren seguir dentro de un protocolo de BDSM.

¿Qué se debe poner en un contrato? Pues básicamente lo mismo que se pactó en el consenso. Las dos personas que lo firman, la duración del contrato y las cláusulas de la relación que se mantendrá. En esas cláusulas se indicarán los actos a realizar por la persona sumisa, su entrega y se podría poner la consecuencia de la falta de sus actos (entiéndase como castigos).

¿Cuál sería el momento perfecto para “firmar” ese contrato? Pues el momento más relevante sería: La entrega del Collar. Si a la firma de ese contrato se le entrega el collar a la persona sumisa sería un momento perfecto para formalizar la relación D/s.

¿Cómo y cuándo debería realizarse este contrato? Si una vez conocidos ambas partes se decide a formalizar esa relación, tras un periodo de prueba, solo ellos sabrán cuando es su momento perfecto. ¿Por qué? Porque entramos en la zona de los asuntos personales y ya sabemos que cada persona es completamente diferente a otra, esto conlleva que no se puede “definir un tiempo mínimo ni máximo” para poder realizar este acto.

A lo largo de mi vida dentro del BDSM me han preguntado donde podrían ver o descargarse el contrato… Tras hablar con el admin de Dominación World, me ha dado el permiso para que podamos poner el link hacia su web y os las descarguéis de allí. Espero que disfrutéis de su contenido y no seáis perversos, jeje.
Os dejo el link de la sección de contratos: CONTRATOS DE ESCLAVITUD (SUMISIÓN)

Dado que hoy he tenido una alerta de peligro… como siempre os comento que yo no soy ningún master, maestro, tutor o eminencia en BDSM y que siempre estoy aprendiendo cosas nuevas.

Este blog es para compartir la experiencia que tengo, los conocimientos que poseo y hacerlo desde un punto de vista distinto a otras personas. Tú decides que hacer con las palabras con las que expreso mis conocimientos.

Vive cada día el BDSM, pero hazlo siempre con RESPETO.

Safe Creative #2009235422142

Visitas: 2797

error: ¡¡Este contenido está protegido!!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad